Noche, una mirada especial que enamora

Noche es un podenquito de los pequeños, de unos 3 años de edad. Pero, a pesar de su tamaño, tiene un corazón muy grande. Es puro amor, le encanta que le acaricien, y si lo haces te regala un lametazo. Cuando sale a pasear va perfectamente con la correa y le gusta mucho curiosearlo todo a su alrededor.

Rescatamos a Noche en la Semana Santa del 2014, fruto de los deshechos de la asquerosa temporada de caza. Cuando lo encontramos cojeaba un poco de una de sus patas traseras, por lo que pensamos que había sido relegado al abandono a través de un patada. Suelen hacerlo para que se vayan del que supuestamente es su propietario, el que hasta entonces le ha alimentado para que le sirva en los meses de la caza y luego ¡zas! patada y gritos para alejarlo y dejarlo tirado en el campo. Pero Noche fue listo, y supo acercarse al pueblo en busca de calor y alimento. Su cuerpo flaquito, su cojera y sus ojos entrecerrados daban pena.

Durante unos días, unos niños del pueblo le estuvieron dando de comer y fabricando camas de cartón para soportar las frías noches. Hasta que fuimos a por él. Lo encontramos acurrucado bajo unas láminas de metal de una herrería, buscando el descanso alejado de la gente que ya empezaba a darle patadas. Porque esta sociedad es así. Lo abandonan y en lugar de sentir algo de misericordia, lo apalean y jalean para que se vaya y quitar de delante de sus miradas lo asquerosos que somos.

Pero Noche encontró un hogar temporal en nuestro refugio. Y allí está esperando su oportunidad. Su pequeño cuerpo siempre está zigzageando por entre los demás peludos del refugio, buscando juego y algo que oler y buscar (imaginamos que un recuerdo amargo de su anterior vida miserable). Cuando lo hemos tenido en casa, bien por curas o cuando fue esterilizado, se ha portado muy bien. Algo tímido al principio, pero educado para hacer sus necesidades en la calle, acomodado a su cama blanda y disfrutando de un descanso merecido y de la compañía de nuestro personal voluntario.

La mirada de Noche enamora. Los voluntarios le decimos cariñosamente “el chinito” y es que esos ojos entrecerrados son únicos. Si adoptas a Noche ten cuidado, cada vez que te agachas y te pones a su nivel, es un experto en meterse entre tus brazos y piernas y colocarse en la posición perfecta para que le des un abrazo y unas caricias extras. Por eso y muchas cosas más, Noche es un perro que consideramos un cielo, y no vamos a parar hasta encontrarle el hogar que se merece.

Está chipado, vacunado, esterilizado y desparasitado. Listo para ser adoptado por una familia que le de todo el amor que se merece.

661447942 o peludoslospedroches@gmail.com

Omega, el mastín tranquilo
Noche, una mirada especial que enamora
Lucky, un dulce cachorro de galgo
TRIBU, el compañero fiel
Judith, cuando el miedo te abandona y eres feliz
Iris, la bella

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies